TRADICIÓN

En la Cooperativa Agrícola de l’Albi nos dedicamos, desde hace casi 100 años, a la elaboración y envasado de aceite de oliva virgen extra de calidad. Formamos parte de la Denominación de Origen Protegida Les Garrigues desde el año 1975.

La D.O.P. Les Garrigues, mediante rigurosos controles de calidad, certifica y otorga su sello al aceite de oliva virgen extra que producimos. Las dos marcas registradas que comercializamos: Baró de L’Albi y Albinus disfrutan de esta certificación, que es símbolo de auténtica garantía para el consumidor de los aceites que se producen bajo su reconocido distintivo.

El clima idóneo y la variedad de aceituna arbequina de las tierras de l’Albi hacen del aceite de oliva virgen extra que producimos un placer para el paladar, con carácter y personalidad. Debemos destacar el especial aroma afrutado de aceituna fresca, el equilibrio del amargo y el picante, así mismo el intenso color amarillo-verdoso que caracteriza nuestro aceite y que lo han hecho tan valioso y valorado entre nuestros clientes.

La recolección

La producción de aceitunas por árbol en la zona de les Garrigues es baja y se sitúa por encima de los 7-10 kg, con unas producciones máximas medianas por árbol alrededor de los 25 kg.

La variedad arbequina es la más importante y se caracteriza por tener un fruto pequeño (1 ó 2 gr).

Nuestros agricultores tienen, en conjunto, mas de 64.000 árboles de aceituna arbequina plantados en una extensión aproximada de  536 hectáreas. Una densidad de plantación muy baja, ya que la mayor parte son árboles centenarios plantados de forma tradicional y con un objetivo familiar.

La recolección se lleva a cabo, mayoritariamente a mano, de forma tradicional por las familias propietarias de los campos, aún así, cada vez se impone la incorporación de maquinaria agrícola que facilita estas tareas sin dañar el fruto. Nuestros agricultores son muy conscientes de la importancia de llevar la aceituna sana y fresca al molino, ya que este hecho y su prensada rápida en nuestras instalaciones nos permite obtener el aceite virgen extra de calidad que nos caracteriza.

Producción

Al tratarse de una cooperativa pequeña formada por los vecinos del territorio, el volumen de producción anual no es muy elevado, hecho que favorece que este proceso se ejecute con mucha precisión y cuidado, detalles que marcan la diferencia.

Cuando las aceitunas llegan al molino después de la recolección, se realiza una prueba para comprobar su estado, la calidad y el rendimiento del producto. Una vez la partida entregada se valida, se clasifica y se prensa en el mínimo tempo posible para asegurar la óptima calidad del producto final.

Nuestra cooperativa, a parte de apostar por el riego de soporte de los olivos, sigue las directrices de Producción Integrada durante todo el proceso de cultivo, recolección y producción, por lo que reducimos la aplicación de productos químicos al campo y potenciamos la conservación de la flora autóctona del medio ambiente.

Nuestro producto

El aceite de oliva virgen extra de categoría superior obtenido directamente de las olivas y solo mediante procedimientos mecánicos que producimos, está sometido a la constante supervisión y controles de la D.O.P. Les Garrigues, que certifica la máxima calidad y garantía de origen del producto que llega al consumidor. Siglos de tradición que han dado como resultado un aceite de oliva virgen extra, 100% arbequina, que no os dejará indiferentes.

La excelencia de nuestros productos que va desde la naturaleza a vuestra mesa, no lleva conservantes, colorantes ni ningún tipo de agente químico, ya que se trata sólo de zumo de oliva fresca, sin ningún tipo de defecto organoléptico.

Nuestras marcas registradas, Baró de L’Albi y Albinus, os permitirán gozar de sabores intensos en todos los formatos (cristal, PET y lata), y que podréis encontrar en nuestra agrotienda, tienda online y en muchos puntos del territorio que han apostado por nuestros productos.